top of page

Diez cosas que debes tener en tu coche durante el invierno

Sin duda, los últimos y primeros meses del año son los más complicados para conducir debido a las frecuentes condiciones meteorológicas adversas. Para que tus desplazamientos sean lo más seguros posible hemos elaborado este listado con diez cosas que debes tener en tu coche durante el invierno.

 

CADENAS

Los primeros días de este 2023 están viniendo acompañados de nieve en muchos puntos de España. Una circunstancia que ha llevado de nuevo a la palestra la necesidad de tener cadenas para las ruedas en el maletero. Y es que, cuando menos lo esperemos, nos puede sorprender el mal tiempo y vernos en la necesidad de utilizarlas. La Dirección General de Tráfico exige el uso de cadenas o neumáticos de invierno de forma obligatoria siempre que un conductor se dirija hacia zonas de montaña o lugares en los que haya presencia de nieve. Como excepción están los coches equipados con neumáticos de invierno que dispongan de una identificación M+S.

MÓVIL (CARGADOR)

Difícilmente concebimos nuestro día a día sin un móvil. Pues bien, este dispositivo es de vital importancia en nuestros viajes en coche en invierno, ya que nos permitirá contactar o solicitar ayuda ante cualquier imprevisto en carretera. Por eso es importante comprobar su batería antes de arrancar el coche. Es más, es aconsejable disponer en nuestro vehículo en todo momento de un cargador de móvil para el coche.

CEPILLO RASCADOR CONTRA HELADAS

Aquellos que estacionan su vehículo en la calle y no en un espacio cerrado ya saben cómo las gélidas temperaturas nocturnas durante el invierno pueden dejar los cristales de un coche totalmente empañados y helados. Por ese motivo hay que disponer de un cepillo rascador, o bien una rasqueta o espátula, para poder ver limpiarlos y garantizar la visibilidad en la conducción antes de comenzar la marcha.

ROPA DE ABRIGO

Debemos estar preparados para que, en el caso de que nuestro vehículo sufra una avería, o nos veamos involucrados en un atasco de importancia, contemos con ropa suficiente para protegernos. Por ello se recomienda tener en el maletero o, mejor aún, en los asientos traseros, ropa de abrigo extra que nos ayude a combatir el frío. Siempre hay que ponerse en lo peor, incluso en la posibilidad de que se nos averíe la calefacción. Así pues, contar con una manta de forro polar a nuestro alcance puede ser de gran ayuda para proteger nuestra salud, sin olvidarnos de llevar también una chaqueta gruesa, guantes, pasamontañas, y calzado aislante.

ILUMINACIÓN

En invierno anochece pronto. Una linterna será de gran ayuda a la hora de tener que hacer frente a una avería o problema técnico que nos obligue a bajar del vehículo, con independencia de sus dimensiones. En cualquier caso, hay que recordar que existen modelos especialmente diseñados para el coche, que se pueden recargar con la toma de corriente del vehículo, o que disponen de distintos tipos de luz.

AGUA Y COMIDA

De nuevo, tenemos que prever que un viaje que, en teoría, no debería llevarnos mucho tiempo se puede complicar por las inclemencias meteorológicas o importantes retenciones. Debemos, así, llevar en el coche agua y comida suficiente (importante que haya barritas energéticas) por si tenemos que estar más horas de las previstas en el vehículo y bajo mal tiempo.

PAQUETE DE PRIMEROS AUXILIOS

En realidad, no debería ser un elemento a tener en nuestro vehículo sólo en invierno, sino que siempre tendríamos que viajar con un kit completo de primeros auxilios para hacer frente a situaciones de emergencia. El kit debe incluir suero fisiológico, gasas, vendas, solución antiséptica, cinta adhesiva quirúrgica, guantes desechables, algodón, tijeras sin punta, tiritas, termómetro, colirio lubricante, pomada para quemaduras y medicamentos genéricos.

CABLES DE ARRANQUE

El invierno es sinónimo de frío. Y el frío es uno de los mayores enemigos de las baterías de los coches. El circular con temperaturas bajo cero puede ocasionar que las baterías cedan y pierdan potencia. Por todo ello es imprescindible llevar unos cables de arranque que, en un momento dado, nos puedan ayudar a (re)iniciar la marcha lo antes posible.

ESLINGA DE ARRASTRE

En el caso de que la batería esté totalmente «KO» es probable que un vehículo tenga que remolcarnos hasta un lugar seguro, para lo que necesitaremos una eslinga de arrastre. En periodo invernal es frecuente conducir en pavimento helado, por lo que se incrementan las posibilidades de sufrir una salida de la calzada. De este modo, no es mala idea que una eslinga de arrastre sea una de las diez cosas que debes tener en tu coche durante el invierno.

PALA DE CAMPAÑA

En el caso de que alguno de nuestros viajes durante el invierno sea por carreteras secundarias o pistas de tierra, lugares donde puede nevar de forma abundante y cuyo mantenimiento no es tan habitual como el las autopistas, tendríamos que llevar en el maletero una pala pequeña. Con ella podremos apartar nieve y materiales que hayan sido arrastrados y obstaculicen el

terreno.

Comments


bottom of page