Amaxofobia

¿Qué podemos decir del miedo a conducir o amaxofobia?

El miedo es una emoción más que nos permite adaptarnos y poner en marcha un mecanismo de supervivencia que prepara al individuo para responder ante situaciones adversas. En este sentido, es normal y beneficioso.

Sin miedo aparecería la temeridad. Cuando la emoción asociada al miedo aparece distorsionada, exagerada y no controlada la ansiedad será excesiva y se producirá la evitación de la situación temida. Así una persona puede ver peligros reales o imaginarios que están más allá de lo probable y posible, lo que le genera un gran sufrimiento que le afecta a su vida.

La característica más destacable, ante el comportamiento del miedo, es evitar la situación temida, o en caso de tener que hacerlo, se hará lo imprescindible.

Esta conducta de esquivación, (en el caso de la conducción, no conducir), se refuerza por el alivio que la persona siente cuando se aleja de los estímulos temidos, siendo este uno de los motivos principales por el que las fobias se perpetúan y se intensifican. De ahí que el tratamiento mas efectivo es hacer lo contrario de la esquivación, es decir, la exposición al estímulo fóbico (conducir). La persona con fobia a conducir tiende a subestimar su capacidad de enfrentamiento a las situaciones temidas, y a pensar catastróficamente acerca de las posibles consecuencias negativas que las mismas pueden acarrearle.

Según un estudio de ATTITUDES realizado en 2010, para conocer quién padece amaxofobia, se supo que en España el 54% de conductores sufren diferentes niveles de ansiedad cuando conducen, el 22% presentan niveles elevados de ansiedad y el 4% muestran síntomas de Amaxofobia. Afecta en mayor medida a mujeres, aunque hay que destacar que también muchos hombres la sufren en silencio. Este padecimiento tiene diferentes grados de intensidad, desde un trastorno suave que no le impide conducir, pero que resta mucha capacidad al volante, hasta personas que ni tan siquiera son capaces de imaginarse conduciendo, otras incluso sufren este trastorno sin tener el carnet de conducir.

 

La Amaxofobia SÍ tiene cura. En la actualidad el tratamiento que se ha demostrado mas eficaz es la ‹terapia de exposición›, el paciente se va enfrentando progresivamente a la situación/nes del tráfico que le produce temor, hasta superarlo. También la ‹desensibilización sistemática› similar a la exposición pero en imaginación, y la ‹terapia cognitiva›. Asimismo algunas técnicas de relajación y respiración son de mucha utilidad para aliviar los síntomas.

¿Amaxofobia o miedo a conducir? 

Normalmente ambos términos se define como sinónimos, pero no lo son. Una cosa es el miedo a conducir y otra la amaxofobia. En ambos casos hay miedo, pero en el primero se trata de una emoción (como la tristeza, la ira, la alegría) y en el segundo de un trastorno emocional psicológico. Aunque el miedo es una emoción desagradable éste no es malo, ya que sin miedo no adoptaríamos las precauciones necesarias ante posibles amenazas a nuestra integridad. La diferencia es importante ya que determina que solo se requiera la intervención de un instructor de formación vial o además la intervención de un psicólogo.

¿Causas más comunes?

Los accidentes de tráfico: estrés postraumático como consecuencia de haber sufrido o presenciado un accidente de tráfico.

Formación deficiente: nunca llegaron a conducir de forma regular o llevan mucho tiempo sin conducir.

Problemas psicológicos: estrés, ansiedad, baja autoestima, etc., que se manifiesta al volante.

Aparición de ataques de pánico: surge de repente y sin motivo una primera crisis de ansiedad, a raíz de ella se desarrollarán nuevas manifestaciones, como miedo a volver a experimentar un ataque o pensamientos ansiógenos ante situaciones relacionadas con el tráfico y de falta de control, que bloque a la persona.

Situacional: se presenta sólo cuando se conduce en determinadas situaciones, algunas de ellas son:

 

  • Conducción por la noche

  • En autopista

  • En ciudad

  • Vías de doble dirección

  • Carreteras muy estrechas

  • En puentes

  • En túneles

  • Conducir sólo o acompañado

  • Condiciones climatológicas adversas, etc.

¿Síntomas más usuales en personas con miedo a conducir?

  • Ansiedad

  • Angustia

  • Sudoración

  • Taquicardia

  • Temblor

  • Ganas de evacuar

  • Pesadillas anteriores y posteriores al viaje

  • Ideas negativas e irracionales

  • Visualización de accidentes, etc

CARACTERÍSTICAS PERSONALES QUE MÁS SE REPITEN

 

  • Antecedentes de trastornos de ansiedad y depresión.

  • Alto nivel de estrés.

  • Mediana edad (30-40 años).

  • Fragilidad emocional.

  • Baja autoestima.

  • Reducido nivel de tolerancia a la frustración.

  • Gran nivel de autoexigencia.

  • Alta susceptibilidad al miedo.

¿Cuál es nuestra forma de trabajo?

Cómo hemos visto anteriormente cada persona sufre la Amaxofobia en diferentes grados, por distintas causas y de maneras muy diversas, por ello en cada caso debemos personalizar la terapia a sus necesidades. El tratamiento que se llevará a cabo será el de la terapia de exposición, acompañado de técnicas para el control emocional.

Nuestro tratamiento combina la intervención psicológica e instrucción vial. Éste se dividirá en diferentes etapas:

 

PRIMERA FASE:

 

  • Entrevista y cuestionario.

  • Explicación de amaxofobia.

  • Explicación de hipnosis.

 

SEGUNDA FASE:

 

  • Hipnosis.

  • Recreación en el inconsciente de las situaciones de una forma controlada (puede llevar varias sesiones).

TERCERA FASE:

  • Exposición progresiva y reiterada en vivo (puede llevar varias sesiones).

  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon

© 2019 Autoescuela Dummy. Todos los derechos reservados. Buñol.