top of page

6 consejos para evitar la fatiga al volante

6 consejos para evitar la fatiga al volante

Con la llegada del verano, se multiplican los desplazamientos. Algunos de ellos de varias de horas de duración. Es muy importante mantener en todo momento la concentración cuando estamos frente al volante, así que vamos a compartirte 6 consejos para evitar la fatiga.


Síntomas de la fatiga de la conducción


Cambios habituales de postura, bostezos, estiramientos, no encontrar una buena posición en el asiento… son algunos de los síntomas que muestran fatiga durante la conducción.

Una fatiga que afecta a la visión (se incrementa el número y la duración de los parpadeos, los ojos pueden quedar parcialmente cerrados), la audición (con reacciones bruscas y exageradas ante sonidos repentinos), y al cuerpo (sensación de pesadez, pequeñas migrañas, dolores de espalda, hormigueos y calambres en brazos y piernas…).


6 consejos para evitar la fatiga al volante


La DGT considera que la fatiga al volante está detrás de entre el 20 y 30% de los accidentes de tráfico que se producen en nuestras carreteras. Por eso, te ofrecemos estos 6 consejos para evitarla.


Duerme correctamente


Parece algo evidente, pero lamentablemente tenemos que incidir en la importancia de dormir y descansar las horas necesarias (al menos 6 o 7) antes de acometer un desplazamiento en coche, especialmente, si va a ser de varias horas de duración.


Coloca una temperatura adecuada


La temperatura en el interior del coche tiene que ser la adecuada para que estés a gusto. Una temperatura elevada puede causar somnolencia y provocar sudoración. La falta de líquidos y glucosa reduce la atención al volante en un 50%. Esto incrementa en un 66% la agresividad y ocasiona un 33% más de salidas de la vía.


Sin embargo, poner el aire acondicionado demasiado alto también ocasiona molestias en la conducción. Piernas, brazos y manos pueden llegar a entumecerse con el frío.

Por eso, se recomienda una temperatura en el interior del vehículo que se sitúe entre los 19 y los 22 grados.


Evita las comidas copiosas


Nuestra capacidad de atención disminuye después de comer, lo que favorece la aparición del sueño. Algo que se puede evitar evitando comidas abundantes e ingiriendo la cantidad justa de los alimentos cuando nos desplacemos en coche. Y, un dato: es aconsejable consumir comida rica en hierro, como carnes rojas magras (ternera y buey),  frutos secos, las verduras de hoja verde (acelgas, espinacas) o las legumbres.


Bebe agua de forma regular


Ya hemos apuntado antes que la falta de líquidos en nuestro cuerpo afecta de forma importante a la conducción. Y es que la deshidratación es uno de las principales causas que están detrás del cansancio. Por eso, cuando hagamos un viaje de varias horas, es necesario que tengamos a mano agua y que, aunque no tengamos sed, bebamos de vez en cuando. Al menos el equivalente a un vaso de agua cada dos horas.


Utiliza ropa cómoda


O lo que es lo mismo, ropa ancha y que nunca sea excesivamente ajustada, porque podría entorpecer la circulación de la sangre.


Para a descansar cuando sea necesario


Según las recomendaciones de la DGT, es importante cumplir con descansos cada 2 horas o 200 kilómetros, que tendrán que ser de al menos de entre 20 o 30 minutos. En condiciones desfavorables, como niebla, lluvia o si se conduce de noche, deberían ser más frecuentes.

Comments


bottom of page